La agricultura de precisión puede aportar para que la tierra fértil de Colombia sea aprovechada.


Este es un departamento privilegiado por la naturaleza, su topografía y ubicación estratégica le otorgan todos los pisos térmicos en sus 12 municipios. Tal variedad constituye una ventaja comparativa para hacer de esta región la gran tierra fertil y despensa agrícola que supla la demanda alimentaria nuestra y de otros departamentos. Pero no ocurre así, quizás por falta de visión y de conocimiento en asuntos agrícolas de anteriores gobernantes y secretarios de Agricultura del Quindío y sus municipios.

Agricultura en Quindío, imagen cortesía de la FAO.
Agricultura en Quindío, imagen cortesía de la FAO.

El manejo ambiental con responsabilidad social, evidencia la necesidad de producir alimentos de excelente calidad con procesos sostenibles y amigables con el entorno; sin embargo el pequeño y mediano agricultor deben enfrentar cada día mayores desafíos que le obligan a ser más competitivo frente a la demanda del sector donde la calidad y cantidad son más exigentes, en un mercado donde el campesino produce más pero con menos rentabilidad. Es aquí donde puede aportar la agricultura de precisión, ya que mediante la sectorización y uso eficiente de la tierra para una intervención correcta que permita el cultivo adecuado en el lugar preciso.

En el 2010, la Corporación Autónoma Regional del Quindío, desarrolló un estudio técnico georeferenciado, denominado ‘Determinantes ambientales para el ordenamiento territorial municipal en el departamento del Quindío’, el cual contiene aspectos relacionados con el cambio climático como directriz ambiental para el ordenamiento territorial, determinante ambiental para la articulación de los planes de ordenamiento territorial con la planificación ambiental regional; determinante ambiental para la protección del espacio público y el paisaje y la determinante minera, entre otros. Estas son herramientas de gran utilidad para implementar con éxito la agricultura de precisión, sin embargo han sido ignoradas caprichosamente, dejando al Quindío sin una adecuada planificación en su potencial agrícola y con un elevado deterioro ambiental.

El aprovechamiento de la tierra : el caso de Córdoba

Este territorio aunque tierra fertil por ser bañado por el río Sinú, solo hace un uso adecuado del suelo en un 32,9 por ciento, lo que corresponde a 822.776 hectáreas, mientras que 701.643 hectáreas (28,1 %) están sobreutilizadas y 845.965 hectáreas (33,8 %) permanecen subutilizadas.

Este departamento en particular, y los demás que están en la región Atlántica, son para el investigador José Leibovich las zonas en las que hay que apostar.

Investigador José Leibovich, imagen cortesía de La República.co
Investigador José Leibovich, imagen cortesía de La República.co

Córdoba tiene tierra fertil maravillosa y muy poca está siendo explotada. Además, está cerca de los puertos, lo que facilitaría la exportación”

-José Leibovich

Para el experto, para aprovechar el potencial del suelo es necesario resolver el tema jurídico de la propiedad de la tierra. “Muchos ciudadanos son poseedores, pero no tienen definidos los derechos de propiedad. En consecuencia, no pueden vender, ni alquilar para producir”.


 

Esto es Ura y cambiamos la agricultura
del cielo a la tierra

Artículo original

La crónica del Quindío

Fuentes

El Tiempo

 

Comentarios de Facebook

You May Also Like

Caso de éxito : Crezcamos

La tecnología llegará a más agricultores colombianos gracias a la labor financiera e innovadora ...

La ley Zidres y la agricultura Colombiana

La ley Zidres busca reactivar el campo por medio de proyectos de gran impacto.